El Club de los Corazones Solitarios de Elizabeth Eulberg.





Esta historia comienza con un corazón roto, el de Penny Lane Bloom. Pero no le va a volver a pasar, ya que decide formar el Club de los Corazones Solitarios y no quedar con chicos nunca más. Poco a poco sus amigas se van sumando, y antes de decir “Beatles”, el Club se convierte en una auténtica revolución en su instituto, ya que saca lo mejor de las personas.

Lo malo es que justo cuando el Club está en su mejor momento, Penny Lane se da cuenta de que está empezando a sacrificar su felicidad y la del único chico por el merecería la pena darle otra oportunidad al amor…

«Una lectura para todos aquellos que se hayan enamorado alguna vez… o renegado completamente del amor. ¡Un divertido y fantástico debut!» STEPHENIE MEYER.




«Yo, Penny Lane Bloom, juro solemnemente no volver a salir con ningún chico en lo que me queda de vida.

De acuerdo, quizá cambie de opinión dentro de unos diez años, cuando ya no viva en Parkview, Illinois (EE.UU), ni asista al instituto McKinley; pero, por el momento, he acabado con los chicos. Son unos mentirosos y unos estafadores. La escoria de la Tierra.

Sí, desde el primero hasta el último. La maldad personificada. Algunos parecen agradables, claro; pero en cuanto consiguen lo que buscan, se deshacen de ti y pasan al objetivo siguiente.
Así que he terminado.

No más chicos.
Punto final.»
 
 
 
 
 
 
¿Es domingo, llueve y lo único que quieres hacer es estar en casa, tapada, leyendo un buen libro? Si es tu caso, El Club de los Corazones Solitarios es tu libro.
 
Es una novela adolescente-juvenil en la cual nos habla sobre los fracasos de una chica en pleno apogeo hormonal. En realidad, es una novela que podremos entender cualquiera que hayamos pasado por esa época. Momento en la que todas alguna vez hemos dicho cosas como: los chicos sólo van a lo que van; no quiero tener novio nunca; aquella de allí es una zo***.
 
Me recordó a mi época de instituto cuando un grupo de amigas nos poníamos a criticar a todo ser masculino que pasaba. Indignadas incluso porque ellos no tuvieran dolores de menstruación. Este libro me llevó a momentos que no olvidaré en la vida y en los que, cuando miro atrás, me hacen reír.
 
Es una novela de lectura ligera, con un lenguaje sencillo sin rozar lo coloquial. La trama es perfecta y no es nada empalagosa o aburrida. Hay muy pocas veces en las que he pensado esto está de relleno(me molesta el relleno sin coherencia ni información xD), además, algunas veces tiene unos puntos muy graciosos y deja una bonita conclusión.
 
La verdad es que no tengo quejas sobre este libro, es más, buscaré alguna otra obra de esta autora ya que me ha gustado mucho. ¡Queda recomendadísima!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Share:

Suscríbete vía e-mail