Cómo romper un corazón.



¿Alguna vez has pensado en eso? Seguramente no. Se necesita ser malvado para pensar en algo como eso. A veces lo hacemos sin querer, a veces lo hacemos a propósito. 

Hay tantas maneras de hacerlo, pero no importa que te lo diga, muchas veces no lo verás venir o... solo eres masoquista.

Dile lo mucho que la amas, díselo tantas veces como puedas y asegúrate de que te crea. Dile que combatirías contra el mundo, que lo gritarías a los cuatro vientos, que darías tu vida si fuese necesario y cuando no haya marcha atrás… IGNÓRALA, ignora a esa persona. Actúa como si nada frente a otros. Haz que todos se queden con la duda de si fueron o serán


Esa persona sentirá dolor, pero como estará enamorada de ti lo dejará pasar. Rompe su corazón, estrújalo, de todos modos esa persona no hará nada al respecto. Y lo sabes. 

También puedes hacerla sentir especial. Haz que sienta que no hay nadie igual. Hazla sentir bien, dile cosas bonitas, haz cosas que “solo podrías hacer por esa persona” y entonces, cuando la tengas en la palma de tú mano… ¡BAM! Enséñale que tratas exactamente igual a las demás chicas y que todo lo que creía nunca será.

Y qué tal esta: haz promesas. Prométele un futuro, prométele una vida, prométele que no importa lo que pase; jamás la dejarías sola, jamás la olvidarías, jamás dejarías de amarla. Prométele la eternidad. Prométele las estrellas y un claro azul cielo. Prométele los colores. Prométele el tiempo, cada día. 


No cumplas ninguna. Será como si quemaras algo, solo que sin llamas, simplemente humo, humo llenando sus pulmones. 

Podrías pedirle que se case contigo, decirle que lucharías por ella y que eres la persona más feliz del mundo a su lado. A la primera oportunidad, a la primera pelea, al primer mal entendido, manda todo a la mierda. Total, tu orgullo puede más que tus palabras.

Esta manera es de mis favoritas. No importará tus errores, tus puñaladas, tus mentiras, tus malos actos, tus engaños, esa persona volverá a ti. Y te perdonará, una y otra y otra vez. 

Le romperás el corazón cada vez que puedas y cada vez que quieras. No importa que nunca tengas la razón, su amor por ti será más grande. Así que no importa que no la quieras, que no la ames, esa persona te amará sabiéndolo.

Una de las maneras de hacerlo sutilmente y de mutuo acuerdo es cuando le das una oportunidad a alguien que ni siquiera te gusta, esa persona lo sabrá y te pedirá una oportunidad de intentarlo, pero en el fondo sabes que no va a funcionar. Y es cuando no importa el tiempo que pase, su corazón estará roto desde el principio. 

Y por último, no hay manera más trágica y romántica de romper el corazón de alguien que amándola y renunciar a ella, renunciar a su amor sabiendo que esa persona te ama a ti también. Porque al amarse los dos no solo rompes su corazón, también rompes el tuyo. 




Autor: Kristhel Kantún. (un poco editado :P)
Share:

Suscríbete vía e-mail