Cartas jamás enviadas: Para esa oportunidad desaprovechada

Mi amor...

Hoy quiero decirte tantas cosas que no sé si seré capaz de organizar mis sentimientos.
Primero voy a respirar hondo y a tranquilizarme. Allá voy.


¿Sabes lo que más me gusta cada vez que me levanto? No encontrarme un mensaje tuyo. Y no es porque no te hayas acordado de mí, no. Es que eres un dormilón y te permites el lujo de dormir hasta tarde. Pero sé que nada más despertarte, me mandas un mensaje informándome de que el perezoso ya ha abierto los ojos.
Y ser tu primer pensamiento, sonrisa del día, me llena de gratitud y me hace sentir poderosa.

Antes, cuando te importaba o interesaba, me llamabas con un nombre cariñoso, pero no era un nombre de esos que dan arcadas, no, era especial porque venía de ti y nadie más me llamaba de esa manera.
Ya no me llamas así ¿qué pasó?

Muchas veces pienso que ha sido por mi culpa que estemos así. Muchas veces pienso que demostrarte más de lo que te demuestro va a perjudicar lo que esto sea.
Pero ya no estoy segura del porqué has declinado. Y eso me frustra.

Amor, no desistas por favor. Solo necesito que tomes un minuto de tu tiempo y me lo dediques. Solo quiero saber que puedo abrirme y que no voy a caer después de todo. Solo necesito que a veces te muestres comprensivo, aunque no entiendas de lo que hablo. En ocasiones solo necesito que dejes de intentar enfadarme porque a ti te parece divertido. Para mí, es solo un pensamiento negativo más a todo ese cúmulo de baja autoestima.

Cariño, necesito decirte estas cosas y no tener que parar porque alguna lágrima quiera escapar.

Pero no todo fue negativo, ¿verdad?
Me veo reflejada en ti y aunque no te lo parezca, somos muy parecidos. Estoy segura de que funcionaríamos muy bien y quiero constatarlo, ¿tú no?
Dame una oportunidad para demostrarte que sí, que esto puede funcionar.

No sé si seré capaz de enviarte esto. Qué decir, no sabía que algo así me podría pasar a mí. No estabas en mis planes y eso es lo mejor de esto–sin–nombre.


Dame la oportunidad que no merezco y te demostraré cuanto te quiero.


Cuídate. 















ENCUÉNTRAME:

”Twitter””Facebook””Tumblr””Email””Flickr”

Dame tu voto en HispaBloggers!




Share:

Suscríbete vía e-mail