Érase una vez.

Emma Swan  vive una vida solitaria en la que trabaja como cazarrecompensas en Boston. El día de su vigésimo octavo cumpleaños a Emma se le acerca un niño de 10 años que dice ser su hijo, Henry, al que había dado en adopción cuando era un bebé. Emma no quiere establecer una relación con él, aunque acepta llevarlo de vuelta a su casa en Storybrooke, (Maine). Al llegar a Storybrooke Henry le cuenta que todos los habitantes son, en realidad, personajes de cuento exiliados por una maldición y sin recuerdos de sus verdaderas identidades. Esto incluye al terapeuta de Henry, el Dr. Archie Hopper, que en realidad es Pepito Grillo y a su profesora Mary Margaret Blanchard, que en realidad es la madre de Emma, Blancanieves. Henry afirma que el tiempo está parado en Storybrooke y que la gente es incapaz de abandonar el pueblo, pero que Emma romperá la maldición ya que es la hija de Blancanieves y del Príncipe azul. Una escéptica Emma lleva a Henry con su madre adoptiva, la alcaldesa, quien en realidad es la Reina Malvada. Cuando Henry vuelve a escaparse, Emma lo encuentra y decide quedarse en Storybrooke durante una semana. Esta decisión provoca que las manecillas del reloj del ayuntamiento, antes paradas, vuelvan a moverse.


Es así como comienza una nueva serie llamada Érase una vez.






Es una serie con una trama muy singular. Bajo mi punto de vista, el guión y como va pasando los acontecimientos, están muy bien pensado y narrado. 

Cada personaje tiene su propio carácter y personalidad, bueno... dentro de lo que son: personajes de cuento, cada uno con su estilo creado hace miles de años atrás.

En la actualidad, se está llevando hasta la gran pantalla clásicos como Caperucita Roja, Blancanieves o  El Mago de Oz y para mi punto de vista, ya pecan de abusones. Sin embargo, la serie me parece novedosa ya que toma los clásicos y los convierte en una sola historia dando otro punto de vista. 



Así que, por novedosa y original, es la serie recomendada esta semana.

Aún está en emisión, por ahora tiene dos temporadas. Todavía no he visto la segunda, pero la primera deja con muy buen sabor de boca. 






Share:

Suscríbete vía e-mail