Al César lo que es del César. Al pueblo lo que es del pueblo.


No somos ciudadanos cada cuatro años.
Somos la voz,
Somos tu oportunidad para guiarnos.

No prometas para ganar votos.
Así sólo conseguirás que tu coche se inunde de huevos.
Huevos es lo que hace falta en este gobierno.

Este país es rebelde...
Nadie lo gobierna
y cada uno hace lo que le apetece.
La infanta,
el rey,
los sobres,
Rajoy...

No hay justicia para el rico
y el pobre lo paga doble.
La educación ya no es pública,
ahora depende de manifestaciones.

Críticas y críticas contra las autoridades
y ellos sólo miran para otro lado o se esconden.

La iglesia no ayuda al pobre,
pero están bañados por el espíritu santo y amén.
¿Hasta Dios nos ha mentido o es esto culpa del hombre?

Pagamos nuestros errores
y éste la pagarán los hijos.
¡Ignorantes! ¿No sabíais de qué pie cojeaba el PP?

No os preocupéis... estas rimas no sólo van para las autoridades.
¿Y tú, ciudadano?
¿Siempre has sido bueno y fiel ante el soberano?

Seamos franco,
¿Cuántos habéis mentido contra hacienda,
en vuestro currículum
a vuestras mujeres
o al vecino de al lado?
En este país rebelde olía a tufillo y todos nos tapámos los orificios.


La avaricia rompió el saco...
¿Por eso te comprastes tres pisos y cuatro carros?
No pidas que te vayas de rositas...
debiste pensarlo antes.

Ahora es demasiado tarde:
Desahucios, manifestaciones... 
¡Ya está bien! 

Debemos hacer algo, sí
¿Pedir perdón y luchar por lo que conseguimos?
Me parece buen plan, querido ciudadano.
Aceptemos que nosotros no fuimos buenos 
y ahora ¡vayamos a por ellos!


Ahora, toca luchar ante la mentira,
el descaro y
las promesas incumplidas.

No lo olvidéis, nosotros somos los que mandamos.
Share:

Suscríbete vía e-mail