Necesitamos juzgar menos y conocer más.

Un día le pregunté a un vagabundo porqué tienen animales si, con suerte, tienen para comer ellos. Y me dijo : “A veces, cuando ya estás viejo, la única cosa que te entrega amor y felicidad son los animales”.







Esto lo encontré por tumblr... Es una pena que siendo seres humanos y sabiendo las necesidades que necesitamos (viva la redundancia)  no las entreguemos a los demás. 
Es una pena ver como gente que le sobra el dinero, ve a una persona, en los huesos tirado en el suelo, y se esconde el bolso "por si acaso..." 

Necesitamos juzgar menos y conocer más. 

Escribiendo esto, me he acordado de un libro que leí... Titulado Quédate a mi ladoCuenta la historia de Jared, un sin techo, que se acerca a la tienda de Nuria y Dolores a ofrecerles ayuda.

Hay, para mí, dos puntos de vista:
Punto de vista de Nuria: Ella ve a Jared como todos veríamos a un sin techo. "Se acerca a la tienda para robar a una pobre anciana (en este caso Dolores, es su nombre)".
Punto de vista de Dolores (abuela de Nur): Ella le da una oportunidad. Si le engaña, que nunca más se acerque a su tienda. PERO antes de juzgar si ha entrado para robar, o cualquier cosa parecida, le da la oportunidad de. 

¿Cuál de éstos dos puntos se asemeja más a ti? No me lo digas. Lo sé. Tu punto sería igual que el de Nuria. ¿No creéis que un sin techo lo que quiere hacer es vivir bajo un techo? ¿Que lo que quiere es trabajar para poder vivir mejor de lo que ahora vive? No sé, llamadme loca, pero yo lo veo así.

¿Cómo te sentirías tu, si el día de mañana estás como Jared y sólo quieres que alguien te de la oportunidad de trabajar para poder vivir como un ser humano 'normal'? 

¿Sabéis qué es lo que le movió a Dolores a darle esa oportunidad? Empatía y compasión. Que es lo que actualmente queda muy poco.


Debemos aprender a ayudar. No movernos por conveniencia, sino por lo que es moral y correcto. 

No digo esto porque yo sea la mejor persona del mundo. No. Pero lo intento... y me cuesta. Pero esa persona que vive en la calle es también una persona, como yo. Pasa frío, como yo. Tiene hambre, como yo. Necesita mimos, como yo. Necesita una oportunidad, como yo.



Nota: De verdad, Quédate a mi lado, queda suuuuuuper recomendadísimo. Es un libro que me abrió los ojos en algo que no hacía reparo. A veces es necesario que los demás nos enseñen... y Noelia Amarillo me enseñó mucho.

¡Besos!
Share:

Suscríbete vía e-mail